• envío gratis
    • El envío a los países de la EU, Suiza y Noruega son gratuitos, independientemente del valor de tu pedido.
  • ENVÍO DISCRETO
    • FUN FACTORY manda los pedidos en cartones estándar y bajo la dirección “FF GmbH” sin ningún otro tipo de indicación.
  • MADE IN GERMANY
    • Todos los juguetes de FUN FACTORY están ideados, diseñados, desarrollados y fabricados en Bremen, Alemania.

Sex & Fun

La época de vacaciones ya está aquí, lo que significa que es tiempo de plantearte cómo vas a llevar tus juguetes favoritos de un sitio a otro. Aquí tienes una guía rápida y picante para viajar con vibradores.

#1 Escoge un juguete con bloqueo de teclado o quítale las pilas

¿Estás seguro de que tu juguete preferido no se va a poner en marcha por sí solo en la maleta? Entonces está todo bien, porque nadie quiere presentarse en el control de seguridad con una maleta que está zumbando sospechosamente. Si lo que prefieres son las pilas de toda la vida, te recomendamos el LAYASPOT (que además no llama la atención para nada) como compañero de viaje. Tanto el flexible TIGER, como la familia de pulsadores STRONIC, tienen además una tecla de bloqueo que te va a asegurar un viaje sin sobresaltos.

#2 Menos es más

No seas pesad@. En sentido literal. Porque siempre hay límite de peso. Si vas a estar viajando durante mucho tiempo o si prefieres viajar con poco equipaje, cada gramo cuenta. Por ello estaría mejor optar por menos juguetes o por algunos más ligeros, como por ejemplo el pequeño JAM, que funciona con pilas, o el delgado juguete anal BOOTIE.

#3 Llévate muestras de lubricante y deja el tubo XXL en casa

Juntar muestras se agradece luego. La cantidad de líquidos aceptada en el equipaje de mano es muy restringida, con lo cual las muestras de lubricante te vendrán muy bien. También te queda la opción de echar nuestro lubricante TOYFLUID en frascos que se puedan cerrar herméticamente y así el transporte no supondrá ningún problema.

#4 Bien guardados

Dos veces es más seguro. Por eso es mejor guardar tus valiosos juguetes eróticos en un bolso separado y limpio, dentro del equipaje – como por ejemplo el nuestro estuche Karim Rashid que garantizan total discreción. De esta manera puedes evitar que tu juguete favorito como el STRONIC SURF chillón coja por sorpresa a los empleados del aeropuerto. Aparte de eso, en caso de un control, el estuche te permite prevenir a los aduaneros sobre el contenido del equipaje y pedir discreción.

 

#5 Cuidado con los juguetes XXL y hardcore

Si tu dildo preferido supera los 16 cm de longitud y encima es de metal o vidrio, puede ser clasificado como arma. Te resultará curioso, pero es así. Lo mismo puede esperarte en caso de que examinen tus utensilios del ámbito sado-masoquista. Mientras que las fustas pueden ser transportadas sin problema, otros accesorios y fetiches BDSM, como los látigos, pueden ser problemáticos y por tanto está mejor comprobar si en tu país de destino están permitidos o no.

#6 No mientas ni de broma

Contesta todas las preguntas relacionadas al contenido de tu equipaje honradamente y sin rodeos. No hace falta mentir, te aseguramos de que no eres el primer pasajero con un vibrador, dildo y demás metido en el equipaje. ¿Qué conlleva una mentira? Sin duda, una examinación minuciosa y pesada de tu maleta que, probablemente, te hará perder el avión.

#7 Mírate las leyes

En cuanto salgas a explorar nuevos territorios, comprueba si los juguetes eróticos van de alguna manera en contradicción con las leyes del país de destino. Normalmente, los juguetes eróticos no suponen un problema (mientras que en muchos países la introducción de materiales pornográficos está prohibida), pero mejor quitarte la duda y no tomar riesgos. Infórmate.

Ojo, si viajas a estos países (entre otros) mejor que no metas ningún vibrador en tu maleta: Tailandia, Vietnam, Inida, Malasia, Maldivas, Arabia Saudi, Emiratos Árabes Unidos.

JUGUETES PARA VIAJAR CON DISCRECIÓN

VOLTA

COBRA

CAYONA

STRONIC G